SECADO Y CURADO

SECADO 

 

 De un correcto secado y curado de la planta depende el desarrollo de su aroma y efecto, por eso es importante evaporar de manera controlada gran parte de la humedad, como un 70% de su peso inicial: unas flores con su correcto secado pueden ser almacenado por meses sin variar sus cualidades

 

Cuando cortamos la planta el sustrato tiene que estar bien seco, para reducir al máximo la cantidad de líquido  dentro de la misma. Una vez cortada, quitaremos la mayor cantidad de hojas posible de nuestros cogollos: primero las grandes luego todas las pequeñas hojas con resina. Estas última suelen guardarse  y aprovecharse para extracciones. Estos dos procesos  eliminan  el excesos de humedad que puede traer problemas de hongos llegando a echar a perder la  cosecha.

Las flores se pueden secar colgadas boca abajo, a una  temperatura  de aprox  21º C y una humedad del 50% . No tienen que estar en contacto entre ellas, esto ralentiza la evaporación generando focos de hongos.

El  ambiente elegido tiene que estar a oscuras  ya que la luz directa degrada el THC y ventilado

 

 

 

También pueden usarse mallas de secado, que vienen en forma de bastidor  o de rack. Ayudan a ahorrar espacio en grandes cosechas, aunque  los cogollos se aplastan un poco por estar en contacto con la red.

 

 

 

 

 

 

 

En casos de alta humedad o de muy baja temperatura, factores  que  ralentizan el proceso, se puede usar una caja de madera o cartón para crear una sorta de microclima. Dentro colgaremos las flores con unos hilos procurando que no se toquen entre si ni contra las paredes.

 

 

 

 

En casos de mucho calor o muy baja humedad, se puede dejar un remanente de hoja.  Así ralentizaremos el proceso, con el inconveniente que una vez seca será más difícil de  retirar ya que se pega al cogollo.

 

 

 

 

Dependiendo de las características del cogollo y del clima el tiempo de secado puede variar mucho: cuando al intentar  doblar las ramas estas se partirán haciendo “ crack” , habrá llegado el momento del curado

 

 EL CURADO

 
Cuando las ramas de nuestros cogollos ” crucen” ,  separaremos  todas las flores de ellas y las pondremos en frascos de vidrio.  Es importante no apretarlos demasiado y dejar un 20% del frasco vacío para que haya cierto flujo de aire.


Durante alrededor de dos semanas o hasta conseguir una correcta humedad iremos abriendo los frascos diariamente durante unos 15 minutos. Esto permitirá evacuar el exceso de humedad y cambiar el aire: sacar las flores para evitar que se peguen no es mala idea.
Como sabemos cuando terminó el proceso de curado? Si contamos con un pequeño higrómetro, deberemos abrir los frascos hasta estabilizar la humedad del frasco entre 55% y 65%.

 

 

 

Si no contamos con un higrómetro pequeño deberemos prestar atención a las características de la flor: su humedad tiene que ser homogénea , al tocar el cogollo se tiene que notar sin ser  pegajoso, El cogollo debe sentirse duro pero debe tener flexibilidad: al apretarlo levemente, debe ser elástico.

El curado es un secado  más lento y controlado: asegura una buena concentración de terpenos y si realizado correctamente puede mantener las cualidades de la planta por meses.

 

 

 

0
Connecting
Please wait...
Send a message

Sorry, we aren't online at the moment. Leave a message.

Your name
* Email
* Describe your issue
Login now

Need more help? Save time by starting your support request online.

Your name
* Email
* Describe your issue
We're online!
Feedback

Help us help you better! Feel free to leave us any additional feedback.

How do you rate our support?